Un milagroso rescate ocurrió en Kingston, Canadá, cuando el operario de una grúa quedó colgando a una gran altura.

Un helicóptero se acercó lentamente a la estructura para rescatar al hombre.

Sucedió cuando el edificio al que estaba fija la grúa sufrió una explosión al parecer por una fuga de gas propano.

El trabajador pudo subir al helicóptero y fue transportado al hospital con heridas menores.