En tres años ha mejorado la percepción que tienen los inmigrantes latinos con estatus legal en EEUU de los inmigrantes indocumentados, según una encuesta del Centro Hispano Pew.

Según la investigación, el 45 por ciento de los latinos adultos consideró que es positivo el efecto de los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, un aumento del 16 por ciento si se compara con el porcentaje de hace tres años (29 por ciento).

Pero no todos aquellos que nacieron en Estados Unidos y son de origen latino tienen una imagen positiva de los indocumentados.

El 33 por ciento de los latinos de tercera generación y el 22 por ciento de los latinos de segunda generación consideran que el impacto de los migrantes indocumentados es negativo.

Según el Pew, que entrevistó a 5,103 adultos hispanos, fue mejor la percepción sobre los indocumentados entre las personas de origen latino nacidas en el extranjero.

La población indocumentada en Estados Unidos llegó a un récord histórico de 12.2 millones de inmigrantes en 2007, bajó a 11.3 millones en 2009 y repuntó a 11.7 millones en marzo de 2012.

Del total de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, más de seis millones son de origen mexicano.