La policía de Irving arrestó a un hombre hispano por presuntamente haber obligado a una menor de edad a abortar el hijo fruto de su violación.

Mauricio Hernández, de 51 años, era un conserje del distrito escolar de dicha ciudad y oficiales dijeron que estos dos se conocían mediante la escuela.

Esto ocurrió después de que la niña de 14 años de edad, llegará a su casa sangrando, después, la madre la llevó al hospital y fue donde confesó que fue víctima de un asalto sexual y después que este le proporcionó pastillas para tener un aborto el cual ocurrió en un campo de fútbol.

Hernández se encuentra arrestado con cargos de asalto a una menor de edad, tampoco se descarta presentar cargos por homicidio del bebé que aún no nacía.